Recibimos flores y balas en un mismo corazón.
©